La genialidad infantil la perciben solamente los adultos que tienen la mentalidad abierta a lo nuevo